Todo lo que debes hacer tras sufrir una negligencia medica

Una operación que ha salido mal, un mal diagnóstico y el agravamiento de una enfermedad o lesión o en el peor de los casos un fallecimiento, pueden ser la causa algunas veces de una negligencia médica.

Sabemos que en estos casos lo último que se nos ocurre es pensar en papeleos y burocracias pero es necesario actuar cuanto antes. Si creemos que hemos sido víctimas de una negligencia, lo primero que debemos hacer es contactar a un abogado negligencia medica, como www.atlasabogados.com.

Reclamar es complicado desde el minuto uno ya no sólo por los sentimientos que entran en juego, sino porque la administración sólo parece que nos pone trabas (tenemos que pagar incluso para conseguir el historial médico). Pero si nos asesoramos bien desde el primer momento y conseguimos unos buenos peritos médicos o abogados en negligencias médicas, es muy probable que ganemos un juicio por negligencia médica.

 

¿Qué es una negligencia?

Lo primero que tendremos que saber es la definición de negligencia médica. Se define como negligencia cualquier acto indebido realizado por  parte de un proveedor de asistencia sanitaria y que tiene como resultado una lesión en el paciente.

Para que sea cursada como negligencia, debe cumplir los siguientes cuatro puntos:

  1. Todos los proveedores de asistencia médica tienen un deber legal cada vez que asumen el cuidado de un paciente. Lex artis ad hoc es la ley básica para todo sanitario, una mala praxis o la imprudencia vulneran directamente esta.
  2. Se ha incumplido la primera premisa, no se cumplen los parámetros mínimos o los estándares de conducta. Se podrá demostrar por las evidencias lógicas o por testimonios expertos.
  3. La mala praxis le ha causado una lesión.
  4. Es obligatorio que las negligencias medicas conlleven asociada algún tipo de pérdida para que sean considerada como tal. Estas pueden ser físicas, emocionales o económicas.

¿Cómo actuar dependiendo de donde me hayan atendido?

En España existen diferencias legales, dependiendo de si los centros a los que hemos acudido y creemos que han realizado una negligencia médica son públicos o privados.

Sí quién creemos que ha cometido un fallo es un centros médicos públicos o alguno de los profesionales sanitarios que trabajan en él, deberemos hacer una reclamación por responsabilidad patrimonial, un procedimiento administrativo donde reclamar daños y perjuicios. Si por el contrario la lesión se ha producido en centros privados o por alguno de sus trabajadores tendremos que presentar una demanda por responsabilidad civil de los causantes ante la jurisdicción civil.

Dicho así puede parecer un procedimiento muy complejo y largo; sin embargo, un buen abogado negligencia medica podrá asesorarte durante todo el proceso.