¿Tu primera vez en un crucero? Algunos consejos para que todo salga bien

¿Es la primera vez que te vas a embarcar en una aventura marina? ¡Pues enhorabuena! Ya te adelantamos que te los vas a pasar genial. Que uno le coge muy rápido el gusto a aquello de tomar Sex on the beach en el jacuzzi. Ahora bien, hay algunos consejillos que querríamos darte para que todo salga a las mil maravillas. Te adelantamos uno de los más importantes: ¿has pensado en contratar un seguro de viaje en www.segurodeviajecot.es? Es una posibilidad a tener muy en cuenta.

¡ATENCIÓN GRUMETES!

Cruceros, la primera vez:  el embarque

Controlad la documentación necesaria para embarcar semanas antes de la fecha de salida: pasaportes en vigencia, permisos para viajes de menores, visados, permisos de conducir internacionales, etc. Además, llevad toda la documentación que te ha enviado la empresa naviera cumplimentada: vouchers o comprobantes de reserva y pago, fichas de pasajeros y tarjetas para identificar el equipaje.Con estas cuestiones, más vale andar con mucho cuidado y se precavido.

Cuando lleguéis a puerto o estación de embarque debéis entregar el equipaje con las etiquetas colocadas. Salvo el equipaje de mano, que llevaréis con vosotros. Luego, en el mostrador presentaréis los billetes de embarque, los documentos y la tarjeta de crédito para los extras.

Normalmente, se os hace entrega de una tarjeta identificadora que usaréis para todo una vez abordo:  las reservas de restaurantes o de instalaciones deportivas, la contratación de excursiones, y hasta para el posado para la “foto oficial” (si queréis). Si habéis contratado el todo incluido, aquella pulserita será vuestra mejor amiga en el viaje. Ya lo veréis.

Curiosidades necesarias

Los barcos suelen tener electricidad 110/220 con enchufes de dos patas redondas, salvo los barcos americanos que suelen tener dos patas chatas. Os recomiendo que os llevéis un set de adaptadores por si acaso, y alguno extra para cargar dos cosas a la vez (la plancha y el móvil, por ejemplo).

Cuando lleguéis al camarote es importante que leáis atentamente la información que cada día os pondrán en vuestro cuarto en el “diario de a bordo”. Allí estará la agenda de servicios, actividades, espectáculos, novedades y todo lo que necesitas saber para organizar cada jornada a bordo.

No es necesario que llevéis toallas de playa. Todos los cruceros ofrecen de forma gratuita toallas en las zonas de piscina. La zona de piscinas y solariums son muy amplias en todos los barcos. Por favor, no os peleéis con esa señora por la tumbona, no dejéis “reservado” vuestro asiento colocando un libro o unas gafas a las 6 de la mañana. No es necesario. Hay para todos y el barco es muy grande. Seguramente encontrarás un lugar donde echarte a tomar el sol sin molestar ni ser molestado.

¿Y qué me pongo?

En vuestro vestuario para el crucero no debe faltar un pareo para ir a la piscina, un par de vestidos elegantes para la noche (y alguno de fiesta) y un traje oscuro con corbata ad hoc para los hombres. Para las veladas, un abrigo liviano se agradece para pasear por cubierta. No os olvidéis de todo tipo de sombreros o gorros, protector solar y gafas porque estaréis rodeados de agua, una superficie que refleja mucho la luz solar.

¡Cuidado con las tarifas!

Para usar el teléfono móvil tendréis que esperar estar cerca de la costa o en puerto. En  altamar no hay cobertura durante los días de navegación. Para ello deberéis tener activado el roaming. Y recordad que es más económico enviar SMS desde el exterior que hacer una llamada. Aunque por suerte, el roaming es gratuito en toda Europa desde hace poco.

Seguridad ante todo

Al inicio de un crucero se realiza un simulacro de emergencia. Es muy importante que participéis ya que te darán las instrucciones de cómo actuar en caso de emergencia. El camino de evacuación está señalado en un plano en cada camarote (generalmente detrás de la puerta principal). Aseguraos de tenerlo claro.

Y, por supuesto, no os olvidéis de contratar un seguro de viaje para cruceros. Ahorraréis tiempo y dinero. Si ocurre algún accidente, tenéis que cancelar el viaje por alguna causa de gravedad, extravían vuestras maletas o te metes en problemas legales, el seguro de viaje estará ahí para cubrirte las espaldas. Nosotros te recomendamos los seguros de Coverontrip. Y si lo recomendamos es porque tienen un plan específico para cruceros con coberturas específicas como una compensación en caso de que tengas que quedarte en el camarote por enfermedad.