Los diferentes delitos de incendio y sus penas

incendio forestal

El verano además de las vacaciones, los atascos y los chiringuitos trae consigo malas noticias. No es de extrañar ver cada cierto tiempo en las noticias que inmensos incendios acaban con la fauna y flora de nuestro país.

Muchos de ellos se deben a condiciones naturales (sequías, tormentas eléctricas) pero cada vez más son provocados. Ya sea por imprudencia, por padecer un trastorno (los famosos pirómanos) o por negocio (las tan conocidas recalificaciones de terrenos).

Si te has visto involucrado en algún posible delito forestal lo primero que necesitarás es un buen especialista en derecho penal que te defienda. Mientras tanto estas son las penas a las que te puedes enfrentar.

 

En cuanto a los incendios forestales encontramos que:

Artículo 352

Hace referencia a todas aquellas personas que incendien masas forestales o montes y para las cuales las penas variarán del año de prisión a los cinco y las multas irán de doce a dieciocho meses.

Si con el incendio se ha dado un peligro hacia la  vida de otra persona o su integridad física (tanto habitantes como bomberos, policías….) se castigará conforme a lo dispuesto en el artículo 351 con penas de multa de 12 a 24 meses.

Artículo 353

Cuando el incendio se considere de gravedad las penas impuestas serán las de la mitad  superior del artículo anterior. 

En este caso consideraremos como incendio grave a todo aquel que afecte a una considerable extensión de superficie, que cause graves efectos erosivos en los suelos (al no haber raíces de árboles que los sujeten).

Aquel incendio que altere de manera significativa las condiciones en las que vivían tanto animales como plantas o que afecte a parte o gran parte de los espacios naturales protegidos que tenemos en nuestro país.

 Que ocasione además la pérdida y destrucción de un gran porcentaje de recursos y sobre todo que el autor de dicho incendio obtenga  un beneficio económico derivado de la  situación

Artículo 354

Si en el caso de que el autor del incendio no consigue que se propague este las penas que se le impondrán variarán de los seis a doce meses de multa a los seis e incluso doce años de prisión.

En este caso existe una aclaración, y es que si el incendio no ha sido causado de manera voluntaria y premeditada el autor de dicho incendio y siempre que este no se haya propagado quedará exento de la multa.

Artículo 355

Este artículo se refiere a la recalificación de suelos devastados por el fuego, según el cual los tribunales y jueces pueden acordar que esta no pueda modificarse en un plazo de hasta treinta años.

Así como limitar o suprimir los usos que se le daban a la zona antes del incendio o la intervención administrativa de la madera quemada.

Si se trata de incendios que suceden en zonas no forestales encontraremos los siguientes artículos: 

Artículo 356

Con penas de prisión de los seis a los dos años y de penas de multa que van de los seis meses a los dos años dependiendo de la gravedad del incendio.

Artículo 357

El que incendie sus propios bienes según el derecho penal tendrá multas de prisión que rondan el año y los cuatro si se demuestra que ha provocado el incendio como perjuicio a otros o si ha existido peligro de propagación tanto a bienes contiguos o a zonas naturales en las que ponga en riesgo la fauna y flora existente.

Artículo 358

En este artículo quedan las penas señaladas a todos aquellos que debido a una imprudencia grave han provocado un incendio. Serán castigados con la pena inferior al grado de los supuestos anteriores.