La modernidad en uno de los oficios más antiguos

Uno de los oficios más viejos del mundo es sin duda la prostitución, la cual desde las últimas décadas se ha ido modernizando para proteger a las chicas que trabajan de ello. En la actualidad el negocio de la prostitución se ha vuelto algo común en muchos países bajo ciertas normas.

La forma más moderna que tiene este negocio es el ser escort o dama de compañía, estas a diferencia de la prostitución habitual son chicas cultas y de hermosa belleza que acompañan a personas de alto estatus social. Es por ello que las personas se asombran cuando escuchan de un escort.

Quienes buscan sitios sobre escorts pueden terminar viendo el sitio web pecados.net el cual es muy popular, en este sitio pueden encontrarse una gran gama de chicas que ofrecen sus servicios de compañía. Es por ello que no es raro conseguir noticias sobre pecados.net.

Chicas de gran entrenamiento

Es normal para muchos el pensar que una dama de compañía o escort es solo una prostituta de lujo, pero esto es todo lo contrario pues una dama de compañía es una chica con gran preparación académica. Esto es algo que sorprende a todos menos a sus clientes.

Esto se debe a que las damas de compañía suelen hacerse pasar por las parejas de los clientes que la solicitan, esto es común para grandes eventos donde la persona debe ir acompañada. Sin embargo la parte más antigua del trabajo aun existe con las damas de compañía

Los servicios sexuales de una escort son algo que se acuerda previamente entre ella y el cliente. Esto sin embargo es solo una parte del trabajo que ofrecen las damas de compañía, su propósito principal es ofrecer un servicio de compañía para sus clientes durante la noche.

Efectos terapéuticos de su trabajo

Las damas de compañía a pesar de que su trabajo causa polémica ofrecen un apoyo terapéutico, ya que su trabajo alivia el estrés y mejora la salud de quien solicita sus servicios. Esto claro es con previo acuerdo de ambas partes evitando así malos entendidos.

El trabajo como dama de compañía hoy en día es algo que en muchos países no posee regulación, en otros países posee una regulación estricta pero se le permite hacer su trabajo. Ya sea para un evento de negocios o uno social una dama de compañía se amolda al cliente.