La importancia de los trabajos verticales

Muchos oímos estas palabras y no sabemos muy bien que pensar, no sabemos muy bien que significa y mucho menos nos imaginamos lo que es, de hecho muchos de nosotros ni siquiera hemos pensado nunca como se pintan las fachadas de los edificios más altos o como se limpian las ventanas de las oficinas en las que trabajamos, ventanas que están a cinco o seis pisos de altura.

Los trabajos verticales consisten básicamente en la técnica de los profesionales para descolgarse por las fachadas de los edificios colgados con unos sofisticadas anclajes y sistemas de seguridad. Esta manera de trabajar agiliza y mucho la limpieza o el proceso de pintado de los edificios ya que de otra manera tendrían que montar los andamios, subir, trabajar, desmontar los andamios… un verdadero lío que se puede resumir en un trabajo vertical que además requiere la presencia de menos trabajadores ya que para el montaje y desmontaje de los andamios hacen falta varios operarios, de esta manera, solo con dos o tres trabajadores tendrás cubierto el trabajo.

Y es que cada vez aprovechamos más los espacios  y para ello los edificios son más altos, así conseguimos muchas más viviendas en menos metros de terreno. Esto conlleva a un mantenimiento especial, no todo el mundo puede realizar este trabajo, no todo el mundo está capacitado para defender este puesto de trabajo, de hecho son pocos los especializados en trabajos en altura.

Esta forma de trabajo consigue que los lugares más inaccesibles dejen de serlo gracias a la técnica de trabajo que se usa, los trabajadores verticales consiguen la sujeción apropiada gracias a los arneses de seguridad y las cuerdas, estos tienen conocimientos en escalada y espeleología para poder desempeñar el trabajo con toda la profesionalidad posible todos los trabajadores deben de hacer un curso de seguridad para poder realizar los trabajos verticales.

Muchos de os edificios de las ciudades más grandes, con altos e inaccesibles, ni tan siquiera con una grúa se podría proceder a la limpieza de las cornisas, de las ventanas o a la rehabilitacion de fachadas.

El montaje de los andamios conllevaría un gasto muy elevado no solo por los materiales que se necesitarían sino por la cantidad de mano de obra que haría falta para poder llevar a cabo un trabajo de altura sin trabajadores verticales.