Eleggua

Eleggua o el santo niño de atocha, pertenece a la religión de yoruba, cabe acotar que esta religión es una serie de creencias espirituales. Ésta comenzó en África y se ha extendido a nivel mundial.

Eleggua en la santería se relaciona con San Martín de Porres y San Antonio de Padua. El primero suele ser el primer santo reconocido en Latinoamérica, el segundo, fue un sacerdote venerado como santo y doctor de la iglesia.

El panteón de Yoruba, catapultó a Eleggua como Orishá esto es debido a su relación con la naturaleza. Es por eso que es catalogada como el abre camino y el destino en cada persona.

Se encarga de abrir o cerrar caminos, llevarlos a la felicidad y prosperidad, pero tiene doble función, por así decirlo. Puede llevar a una persona a la desgracia. El suele ser travieso y se denomina como “el mensajero príncipe”.

Cuando las personas quieren comenzar a practicar este tipo de religión, quien recibe a la misma es Eleggua, se ha ganado su trono entre sus hermanos, en la naturaleza es simbolizado por las rocas.

A Eleggua le gusta que le lleven ofrendas en cada sesión. Lo que mas le gusta es el pescado, maíz tostado, coco, tabacos aguardiente, los caramelos de todo tipo, entre otros.

Eleggua se ha ganado su puesto como un ser autoritario, gracias a su poder. Los Orishá deben respetar a Eleggua por obligación. Ya que por tener el poder de abrir y cerrar caminos puede afectar incluso a ellos mismos.

Las personas que suelen ser hijas de Eleggua, deben pasar por un proceso que requiere días e incluso años para poder tomar la posición que desean. Incluso, las personas suelen tener un colla o Elekes que poseen cinta roja y negra, éstas se alternan.

Cuando las personas le piden y es un cumplido, suelen rendirle tributo con los cascabeles, trampas de ratones, juguetes pequeños, sombreros de paja, maraca (ésta debe tener colores referentes a él), llaves de puerta, entre otros.

Cabe acotar, que Eleggua suele ser muy juguetón y los juguetes nombrados anteriormente, poseen esa características que lo define, eso sin dejar de tomar en consideración los alimentos.

Eleggua adopto varios nombres de santos con la finalidad de protegerse, esto porque cuando fueron enviados a Cuba comenzaron a tener peligro por sus raíces africanas.

Todos cambiaron de nombre para proteger su identidad, de manera que no los mataran. Esto pasa a raíz de que ellos comenzaron con sus rituales en Cuba y eran mal vistos por la sociedad.