Como abrir una ventana en una pared de forma segura

En ocasiones nos vemos obligados a cambiar la distribución de estancias en nuestra vivienda. Ya sea porque la familia aumenta, o porque entran nuevos habitantes, tendremos que convertir lo que antes era un salón en un dormitorio. O lo que era una habitación de los trastos en un salón.

El problema comienza cuando no sólo nos limitamos a cambiar los muebles de sitio o tirar un tabique. Sino cuando necesitamos aportar más iluminación a la estancia a remodelar.

Entonces empezamos a pensar: ¿y si abrimos una ventana en esa vieja pared? ¿Podremos hacerlo sin riesgo? ¿Se nos caerá la casa encima?

Vamos a exponer la solución dividiéndola en dos casos: ventanas grandes y ventanas pequeñas.

imagen

Apertura de huecos de ventana grandes

Si necesitamos abrir un gran agujero en un muro de fachada para instalar un nuevo acristalamiento, o aumentar de tamaño un hueco preexistente, debemos calcular primeramente las cargas que soportaba ese muro. Porque puede ser un simple cerramiento que no soporte más que propio peso. Pero también puede llevar una viga que cargue sobre él. Y ahí sí tendremos un peligro, porque, tal como explican en aparejadorencoruna.com/aislamiento-fachada pueden surgir fisuras, grietas y demás patologías

Así que en este caso, después de un adecuado cálculo de cargas gravitatorias a través de los programas informáticos adecuados, deberemos realizar un apuntalamiento de los elementos superiores. Para que compensen la resistencia que pierde la pared al ejecutar el hueco.

También debemos evitar el error de tratar esa pared como si fuera un elemento aislado de la construcción. Hay que imaginar el edificio como un conjunto, en el que cada modificación, por pequeña que sea, en un elemento aislado del mismo, va a tener repercusiones en el resto del inmueble.

Otra cosa altamente recomendable, aparte de realizar un dibujo o plano de la distribución de cargas de los forjados superiores, es comprobar los materiales con los que está construido el inmueble. No es lo mismo abrir un hueco de ventana en un muro de ladrillo que en otro de hormigón (mucho más resistente)

Tampoco se debería olvidar que la ampliación del vano va a  exigir la ejecución de un nuevo dintel, más largo y resistente que el anterior.

  1. Apertura de huecos en ventanas pequeñas:

La ventaja de esta solución es que no va a ser necesaria la ejecución de un apuntalamiento con apeos metálicos, porque la pared prácticamente no va a notar la perdida de resistencia motivada por ese hueco pequeño.

La ejecución de este tipo de agujeros se hará por mitades, es decir, primero abriendo un hueco en la mitad interna de la pared y luego en la otra mitad. Así la pérdida de resistencia del muro no será tan brusca. Una vez perforado medio hueco le colocamos un perfil metálico para que trabaje como cargadero, y a continuación perforamos el hueco de ventana en la otra mitad, sobre el que, una vez terminado, instalaremos otro cargadero metálico. De esa forma ya obtendremos un perfecto hueco de ventana, ejecutado de manera sencilla y segura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *