Centros de transformación y producción de energía

La producción de energía es el proceso de convertir otras formas de energía en electricidad, como la energía del agua y los combustibles, la energía cinética del viento y la energía de la luz solar. Dada la variedad de fuentes, este proceso involucra tecnologías complejas. La energía está presente en la naturaleza en una forma desordenada y ordenada.

Una energía en forma desordenada, como el calor, se puede convertir en una forma ordenada, como la energía mecánica, por medio de un motor térmico; Este último puede ser de combustión externa (es decir, vapor) del motor o de combustión interna (tales como el motor de los automóviles) o finalmente de tipo continuo (tal como las turbinas de gas). La eficiencia de los motores térmicos es bastante baja, generalmente menos del 40%: esto significa que menos del 40% de la energía térmica absorbida por el motor se entrega en forma de energía mecánica utilizable.

La energía en una forma ordenada, como por ejemplo la energía eléctrica y mecánica clásica, se llama energía de «calidad superior» porque se puede convertir en otras formas con un rendimiento cercano al 100%. Un motor eléctrico, por ejemplo, puede convertir energía eléctrica en energía mecánica con un rendimiento de más del 90%.

Las ventajas de la electricidad

Por diversas razones, la energía se transporta y se pone a disposición como electricidad. De hecho, la electricidad se puede transportar de los centros de transformacion a los usuarios a través de una red de cables que se puede instalar fácilmente y sin pérdidas apreciables; se puede transformar con alta eficiencia en energía térmica, mecánica y química; suministra una gran cantidad de dispositivos eléctricos y electrónicos y sistemas de iluminación; es instantáneamente controlable en el punto de uso: para encender o apagar un dispositivo eléctrico, basta con un clic en el interruptor.

Centros de transformación: ¿dónde están colocados?

En los edificios de nueva edificación suelen estar integrados. Estos están  colocados estratégicamente en unas pequeñas habitaciones especialmente concebidas para ello que son totalmente inocuas y de hecho deben de estar señalizadas con las pegatinas reglamentarias según la normativa vigente.

Estos centros también suelen estar colocados en las alturas, sobre los postes de alta tensión eléctrica, así se conciben para que puedan estar al aire libre y se ahorran los costes de instalación en el suelo. Esta modalidad se suele elegir para las zonas rurales en las que el terreno no permite instalarlas en suelo, en las zonas ganaderas y de agricultura, también en las zonas en las que se necesita un apoyo eléctrico pero no se puede colocar una caseta por el lugar en el que debe de ir colocado no es el idóneo, en carreteras de entradas a núcleos urbanos o cerca de los peajes son muy comunes.

Los centros de transformacion están hay por algo, son totalmente indispensables para que podamos tener una vida normal, una vida con electricidad.